Instancia del SernamEG que fue ejecutada por Cordap, busca potenciar la autonomía económica de las emprendedoras de la región.

Setenta mujeres de la región se certificaron ayer luego de participar por tres meses del programa Genera Mujer Emprendedora (GEME), del área de Mujer, Asociatividad y Emprendimiento del Servicio Nacional de la Mujer y la Equidad de Género (SernamEG), y que este año fue ejecutado por los profesionales de la Corporación de Desarrollo de Arica y Parinacota (Cordap).

El programa GEME permite que tanto los contenidos técnicos como el fortalecimiento de la autoconfianza, habilidades, talentos y destrezas socio-laborales apunten a perfiles diferenciados, contribuyendo con ello a un desarrollo ascendente de sus actividades emprendedoras y a incrementar su empoderamiento personal y relacional.

La Intendenta María Loreto Letelier Salsilli explicó que el Presidente Piñera inició su Gobierno diciendo que tenía un programa para poder disminuir las brechas entre hombres y mujeres.

“Para el Presidente es muy importante el emprendimiento de las mujeres, no sólo por la autonomía económica, sino por lo que significa como un aporte a los hogares y a la sociedad y si nosotros seguimos con estas diferencias, no tendremos un desarrollo pleno. Hoy certificamos a 70 mujeres que trabajaron durante 3 meses para poder tener las herramientas y poder desarrollarse y emprender en nuestra región de Arica y Parinacota”, dijo.

Para la seremi de la Mujer y la Equidad de Género, Carolina Luza Pizarro, el empoderamiento y la autonomía económica de las mujeres es tremendamente importante para el Gobierno del Presidente Piñera, “y con todas estas iniciativas impulsamos el desarrollo de las competencias de todas las mujeres emprendedoras, desarrollan sus talentos, habilidades y todas las herramientas para que sus emprendimientos logren ser sostenibles en el tiempo”, detalló.

El gerente de Cordap, Sergio Giaconi Mozó, comentó que se trabajó con mujeres en tres niveles, las que tienen la idea de emprendimiento, las que no están formalizadas, y las que están formalizadas, “y la idea es llegarlas a nivelar su formalización, sin esto trabajan a la mala, sin previsión, sin boletas y por lo tanto no pueden venderle a empresas. Muchas veces las personas cuando parten no están conscientes de ese mundo que se les abre formalizándose, y uno de los primeros méritos del GEME es ese”, dijo.

Las beneficiarias del programa participaron durante todo un día en una jornada de capacitación, la que incluyó las charlas de Paloma Cancino, diseñadora e investigadora de la identidad regional de la zona norte de Chile; Anthony Villar Medina, Ingeniero Civil Mecánico con la charla de “Empoderamiento Empresarial, y Matías Leiva, fundador de “La Insolencia”.